viernes, 5 de febrero de 2016

PENSAMIENTO POSITIVO

Somos lo que queremos ser, nuestra mente a lo largo de la vida va creando un sistema automático de respuestas y de funcionamiento. El cerebro funciona procesando ideas, pensamientos y emociones, y este proceso es repetitivo y va creando una serie de contactos neuronales para ser utilizado de manera más eficaz y en cierta forma, ser más rápido.




Nuestro subconsciente va almacenando estos pensamientos y emociones y va creando nuestra personalidad y carácter, pero puede ocurrir que esta base de información no sea totalmente correcta, podríamos pensar que " EL APRENDIZAJE SEA INCORRECTO ", y de igual forma, las respuesta en forma de sentimientos y emociones no sean eficaz ni acorde a los pensamientos.

Os puede parecer lioso y complicado, os lo aclararé, imagina que dos niños aprenden a montar en bicicleta. Uno aprende de forma eficaz y resolutiva, y el otro no consigue la misma eficacia, se tambalea continuamente, no se siente seguro y el miedo a caer le impide continuar con la marcha.

De igual modo funciona nuestra mente, podemos ser eficaces, tener un equilibrio entre pensamientos, sentimientos y emociones, proporcionales y eficaces, o por el contrario, un sistema desequilibrado, lleno de miedos, preocupaciones, conceptos erróneos, que impiden nuestra toma de decisiones y afrontar con eficacia nuestras emociones.

Así surgen los pensamientos negativos y positivos, de la manera cómo percibimos el mundo y el tratamiento que damos a la información que nuestro cerebro va almacenando cada día.

Otro ejemplo:

Estoy frente a tí y te enseño una de mis manos cerradas y te digo que tengo una araña, ante ese pensamiento tu cerebro responde con emociones, ( miedo, asco, preocupación, alerta, etc...). ahora imagina que en vez de la araña te comento que lo que se esconde en mi mano es un pequeño papel donde hay dibujado un corazón, que es lo que siento por tí; ahora en cambio, tu cerebro construye una respuesta proporcional y utiliza su información guardada y responde con: ternura, emoción, sentimiento, cariño, etc...
Mi mano no encerraba nada, estaba vacía y tu cerebro ha construido una respuesta a todo aquello que pensaba que era cierto, y según esa manera de percibir a respondido de dos maneras diferentes, pero te recuerdo que la mano estaba vacía.

Podemos deducir que tu cerebro actuará de igual manera en cada momento, y que responderá según perciba los pensamientos, de una forma si son negativos y de otra si son positivos. Y lo más interesante, depende de nosotros  la percepción y la valoración de lo que acontece.

Un chiste breve que me encanta y refleja este mecanismo:
" Van dos hombres perdidos por el desierto y uno le dice al otro: ¡ mira, una piedra preciosa!, y el otro le responde, si es un ladrillo, a lo cual le responde, ¡ pues para mí que es precioso !.

Así funciona nuestra mente y aquí está el poder de los pensamientos positivos. Su capacidad de crear sentimientos y emociones constructivas, positivas y útiles.
Podemos aprender a crear pensamientos positivos, no hay que luchar contra los negativos, sólo generar e incentivar los positivos, así poco a poco los negativos serán menos frecuente, menos intensos e irán desapareciendo.

Parece complicado y no lo es en absoluto, aprende a responder positivamente, a generar ideas y percepciones positivas. Observa el día que hace: Que sol más agradable, que azul más intenso, que brisa más fresca corre un día de verano.
La empatía, la bondad, la generosidad, la compasión, el amor, la amistad, el equilibrio son grandes creadores de pensamientos positivos, piensa en ellos y construirás una nueva red neuronal de respuestas.
En definita somos lo que pensamos, y puede ser nuestra mayor ayuda o el mayor de los impedimentos para crecer y construir una vida completa y feliz.

Espero consigas utilizar este post y puedas " aprender " algo nuevo, ese es mi deseo.

Jesús Moreno. Terapeuta, Acompañante en Procesos de Cambio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario