miércoles, 9 de diciembre de 2015

Ley de atracción, el poder de la mente

El poder de la mente. Se puede curar con las manos . Una afirmación que aquí hago y que si no fuera por mi total convicción no defendería dicha premisa. La ciencia actual rechaza o no comprende otras formas de lidiar con los dolores y con las enfermedades, muchas de ellas llevan miles de años de práctica y son utilizadas en todos los rincones del planeta y por todos los pueblos.

Somos energía, nuestro cuerpo funciona por energía y tenemos centros distribuidos por nuestro organismo y son los encargados de mantener un flujo constante y óptimo para que todos nuestros tejidos, células y órganos funcionen de manera armónica y mantengamos un buen estado de salud.

Existen trastornos que minan y desequilibran estos puntos energéticos y que nos llevarán a sufrir enfermedades y malestares que muchas veces no pueden ser abordados de forma satisfactoria por la medicina tradicional. Quede claro que nunca estaré en contra de los consejos e indicaciones de los médicos, aquí trato de complementar con técnicas que son totalmente compatible y que en ningún modo interfieren ni son invasivas.

Nuestro cuerpo físico convive con el psíquico y con el espiritual o energético, este último puede ser negado por los incrédulos o no creyentes. Es cuestión de creer o no, no existe un término medio. Aquí entramos en el plano filosófico o existencial, y cada uno mantiene su propia teoría o su modelo que justifique su propia existencia.

Para mí, esta vida no es sólo el plano físico, material, tangible, somos algo más que materia, somos energía cósmica, vital que se recicla continuamente desde hace miles de millones de años.
Al nacer tu ser viene provisto de una carga de energía vital ( soplo de vida ), y a partir de ahí y gracias a los puntos y centros de energía tu cuerpo se irá reciclando y adaptando a las distintas etapas de tu existencia.



El estilo de vida, la mala alimentación, el agotamiento psíquico, los tóxicos y una incorrecta percepción de tu propia existencia harán mella y restarán fuerza a tu energía vital, apareciendo trastornos y enfermedades por ese desequilibrio.

Despertar es ser consciente del por qué de tu existencia, saber por qué estás en este mundo y que misión tienes en este planeta y en esta época. Comprender la premisa básica que estás aquí para SER FELIZ, tarea a priori inalcanzable y utópica, y nada más lejos de la realidad. Es un camino, un recorrido y un aprendizaje y eres tú el primero que debe involucrarse en este curriculum y dejar de perder inútilmente días tras días la maravilla de tu existencia.

Tu felicidad está en tus manos, eres tu propio creador y destructor de felicidad, tus pensamientos negativos ganan la batalla cada día y es porque así has aprendido y así tu cerebro actúa de forma automática cada jornada, tienes que enseñar a desaprender a su subconsciente y a darle nueva formas de entender y reaccionar ante los variados estímulos al que se enfrenta continuamente.

La felicidad es fácil, es aprender a comprender la existencia y a buscar la felicidad de todos los seres y evitar a cualquier precio su sufrimiento, comienza a practicar esta premisa y verás como poco a poco notarás cambios en tus hábitos y costumbres y estarás haciendo cambios perdurables en tu conducta y en tu personalidad.

Existen seres de luz, personas que cuentan con una gran reserva energética, faros de luminosidad, amor y armonía, rodéate de estos seres , son tu guía y el Cosmos los ha puesto ahí para que puedas recibir todo el beneficio que pueden aportarte.

Una manos que curan, cargadas de bondad, luz y energía son una inmejorable manera de conseguir el equilibrio que tu cuerpo y mente necesitan, piénsalo y medita por un momento si mis palabras pueden ayudar en tu camino.

ABRAZOS DE LUZ.
Jesús Moreno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario