viernes, 20 de noviembre de 2015

la mente y las enfermedades.

Tu puedes hacer enfermar a tu organismo. Una afirmación dura, clara y verdadera.

La mente y las enfermedades:
Las enfermedades psicosomáticas son producidas a partir de las emociones negativas. La ansiedad, la depresión son respuestas de tu cuerpo a emociones negativas o no asumidas. Tu mente está todo el día enredada en pensamientos, ideas, que son producto del aprendizaje a lo lago de tu vida y son prácticamente automáticas.

Los pensamientos pueden evolucionar y desaparecer o por el contrario inducir una respuesta produciendo un sentimiento y este a su vez producir cambios bioquímicos en tu cerebro que harán segregar distintas hormonas que harán cambios en tus tejidos y órganos.

la mente y las enfermedades, el poder de la mente, curación y sanación


Imagina que mantienes en alto tu brazo sujetando un vaso de agua, pesa muy poco, pero si lo mantienes así 10 minutos comenzarás a sentirte cansado y molesto. Si continuas una hora estarás horriblemente agotado e incómodo. Probablemente no puedas estar así un día entero. El vaso pesa igual, poco, pero has llegado al límite y es imposible seguir manteniendo ese esfuerzo.
Ahora piensa que en vez del vaso es tu mente la que funciona de igual modo con los pensamientos. Prueba a imaginar estar 5 minutos con un pensamiento de terror, amargura, miedo o preocupación. Prosigue imaginando que este pensamiento perdura horas o todo el día, el resultado es agotador, tu mente no puede sufrir más y tu cuerpo está desequilibrado y el sufrimiento es insoportable.

Así es como puede aparecer la ansiedad, la depresión y las enfermedades psicosomáticas, porque no sabemos como actuar antes los pensamientos negativos o como adaptarnos a las circunstancias de nuestra vida, con su problemática y dificultades que nos presentará en cada etapa de nuestra vida.

La manera de como percibes el mundo, tu realidad y como manejas tus pensamientos y emociones son los responsables de tu salud mental. Saber manejar las emociones, saber parar o neutralizar las negativas y saber crear positivas serán fundamental en tu camino hacia la felicidad.

Si quieres subir al Everest no es suficiente querer es necesario un entrenamiento continuo, comenzando poco a poco, de igual manera si quieres construir tu nueva personalidad deberás realizar pequeños cambios en tus pensamientos, acabarán convirtiéndose en costumbre y ese habito marcará tu nueva forma de ser.

Aprender a ser positivo es fácil y posible, es hora de desaprender muchas pautas que damos por hecho y que no son más que arquetipos aprendidos y que son fáciles de eliminar.
ES QUE SOY ASÍ, YA NO PUEDO CAMBIAR, son frases que nos repetimos y no son más que parte de la respuesta de nuestro cerebro al miedo al cambio o abandonar nuestra zona de confort.

Tu eres todo aquello que quieras o desees ser, nada ni nadie puede competir con tu fuerza, tu energía es más poderosa de lo que puedas nunca imaginar. Tu cuerpo puede estar enfermo porque no has sabido como responder ante pensamientos y emociones, está en tus manos cambiar todo. Si quieres es posible, no hay límites, sólo los que tu te has impuesto.

Conocerás historias y personas que han sido muy fuertes o ante adversidades han realizado proezas increíbles, y no son ni más ni menos que tú o que yo, sólo han encontrado en su fondo, la fuerza suficiente, imagina si en vez de en un sólo momento pudieras utilizar esta fuerza en tu vida cotidiana.

Tu salud depende en gran parte de tus emociones, tu organismo te puede hablar con sus dolencias, aprende a interpretar que te dice y que te está pidiendo que cambies.
Sanar y curar con las manos.
Somos seres de luz
Jesús Moreno


No hay comentarios:

Publicar un comentario