jueves, 12 de noviembre de 2015

Cambiar tu vida para ser feliz

" No puedo cambiar ", " soy así, ya es tarde". Estas afirmaciones son muy comunes y son grandes mentiras.
Todos podemos cambiar  de vida para ser feliz, y además es necesario el cambio continúo porque la vida nos depara sorpresas día a día y debemos adaptarnos a cada etapa de nuestro paso por este mundo.

El ser humano tiene una capacidad infinita de cambio y de adaptación, la evolución humana es un ejemplo claro, los humanos habitamos todas las regiones del mundo, independientemente del clima y de los recursos. De igual manera tu tienes esa capacidad, sólo que la mayoría de la gente, por comodidad o por miedo a dejar su " zona de confort ", es incapaz de realizar ni los más mínimos cambios en su conductas y en sus hábitos.

cambiar tu vida, despertar a la vida, cambiar personalidad, aprender a vivir


Estoy acostumbrado a trabajar con personas que no son consciente de sus capacidades ni del poder de cambio que tienen en su interior, pero en pocas sesiones comienzan a entender que son ellos los maestros de sus vidas y que son fuentes de energía para su propio provecho y para los demás.

Imagina que tienes sed y vas caminando junto a un río que discurre bravo, turbio y con el agua llena de barro, tienes mucha necesidad de beber pero no puedes en esas condiciones. Si coges un poco de agua y esperas el tiempo suficiente verás como el agua poco a poco de desprende de la turbidez y aparece limpia y trasparente, ya puedes beber. De igual manera tu mente funciona igual, está turbia de pensamientos continuos, que impiden ver con claridad tu ser interior.

Es un mecanismo de defensa y de hábito, durante un día corriente tu mente maneja unos dos o tres mil pensamientos y la mayoría son inútiles, simplemente aparecen, evolucionan y desaparecen. Cada pensamiento puede avanzar y crear sentimientos, y dependiendo de como sean, te sentirás feliz, normal o alegre.

Eres un ser de luz.Puedes aprender a manejar estos pensamientos, dejar que no crezcan aquellos inútiles y perjudiciales y por el contrario alimentar y aumentar aquellos que son útiles, beneficiosos y que pueden transformar tu vida y la de los demás. parece muy complicado, pero es muy fácil, la mente humana es terca pero primaria, y sabiendo cómo podemos realizar cambios profundos que transformarán tu vida.

Imagina que te muestro una mano cerrado y te digo que tengo dentro una araña, tu pensamiento será de miedo, asco o nerviosismo y puedes que sufras de náuseas, inquietud y hasta una taquicardia.
Si por el contrario te digo que tengo en mi mano mi corazón que te entrego, el pensamiento producirá en tí amor, ternura, entendimiento y relajación. Y si te digo que al final mi mano está vacía, que no contiene nada. Es así de fácil, tu mente reacciona de forma automática, independiente de la realidad, sólo llevada por la costumbre y por el aprendizaje de toda tu vida.

Puedes y debes desaprender y comenzar a aprender nuevos hábitos, beneficiosos y que harán un cambio en tu vida y en poco tiempo comenzarás a manejar los pensamientos a tu favor y al final cambiarás tu personalidad. El cambio es posible y muy necesario. Es tu vida y tu felicidad la que te juegas. Estás a tiempo. Muévete.

Abrazos de luz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario